PAVIMENTO DE HORMIGÓN CONTINUO DE ÁRIDO VISTO


Este es un pavimento de hormigón con acabado rugoso, que ofrece una amplia variedad de acabados por la utilización de distintas granulometrías de áridos, siendo muy atractivo y resistente.

Se aplican en zonas de cascos urbanos antiguos, espacios arquitectónicos protegidos, espacios culturales y de marcado estilo tradicional, en zonas peatonales y de recreo, aceras, jardines, urbanizaciones, etc…


EJECUCIÓN


La aplicación y acabado de pavimentos de árido visto puede ser por exposición por incrustación.


-Por exposición: la aplicación se realiza por eliminación del mortero superficial mediante la aplicación de productos desactivantes y reactivos que permiten contener la acción de fraguado de la superficie y con a limpieza posterior eliminan el mortero sobrante para obtener la vistosidad del árido contenido en el hormigón.

-Por incrustación: se aporta el árido seleccionado en granolumetría y colores deseados a la superficie del mortero u hormigón fresco extendido y nivelado, saturando la superficie y obteniendo el acabado deseado después de proceder a su lavado y barrido. En este caso el rendimiento es inferior al sistema de exposición.


Finalmente se aplicará un sellador de superficie para el curado y terminación de la losa.

La preparación de obra decorativa es muy importante por los encintados y elementos de juntas que permite realizar para dar formas y mayor valor al pavimento final, consiguiéndose resultados de trabajo manual.

Los resultados obtenidos con el pavimento de árido viso son verdaderamente sorprendentes, ya que integran en su superficie unos acabados a base de áridos y materiales cerámicos que pueden formar espacios y decorados excepcionales.


CARTA DE COLORES