PAVIMENTO PULIDO


El proceso de pavimentación se desarrolla mediante el vertido, extendido y regleado-vibrado del hormigón al nivel previsto, previo haber marcado unos niveles con láser, regles y/o cuerdas, según sea la superficie.

Existen varios tipos de hormigón que irá en función de los requerimientos del cliente, Horimpresga realiza el asesoramiento si fuera necesario para la selección de los tipos más adecuados en cada caso, dependiendo de factores como:

  • Resistencia
  • Dosificación
  • Árido utilizados
  • Ambiente
  • Uso del pavimento

Los tipos de hormigón más frecuentes para los pavimentos son los siguientes:


  • R-175
  • R-200
  • H-25

Con áridos de 10 a 20 mm

MODO DE APLICACIÓN


Previamente se habrá colocado una capa de malla electro soldada solapada entre sí para reforzar la resistencia que pueda tener el hormigón por si sólo, o según el tipo de superficie sobre el que estemos trabajando se utilizan también fibras de polipropileno que quedan repartidas de una manera más uniforme que la malla.

Cada una tiene unas características y se utiliza en unos lugares determinados.

Tratamiento superficial a base de fratasado mecánico con fratasadoras o helicópteros.

Incorporación a la capa de rodadura de cuarzo endurecedor mezclado con los distintos colores que se deseen aplicar.

Una vez hecho esto y según el hormigón va tomando dureza se le van dando pases de máquina hasta conseguir el acabado deseado.

Para evitar que el hormigón se fisure se realizan una serie de cortes a modo de juntas de dilatación que suelen ser de unos 4x4 metros en exterior y 5x5 en interiores.

Hay algunos acabados adicionales como pueda ser el sellado de las juntas con masillas de poliuretano o la aplicación de líquido de curado sobre la superficie del hormigón una vez finalizado el pavimento para proteger del sol o para dar un aspecto más brillante, etc.


COLORES