REPARACIÓN DE PAVIMENTOS DETERIORADOS DE HORMIGÓN


El paso del tiempo y el tránsito de tráfico así como el uso abrasivo e inadecuado sobre un pavimento de hormigón, producen deterioros visibles que terminan envejeciendo y mostrando el árido que compone el hormigón, eliminando en parte la capa de rodadura y, sobre todo, la textura y vistosidad decorativa del pavimento.

No tiene por qué producirse esta situación, siempre que los productos empleados y la realización del pavimento cumpla con los procesos obligados para su longevidad, ya que una losa de hormigón bien realizada no tiene que perder la capa de rodadura ni su textura en bastantes años.

Pues bien, una vez que se ha producido este deterioro, son varios sistemas de los que disponemos para su reparación, en función de los espesores que precisemos.

HORMI-2C, producto elaborado y uno de los más utilizados, que mediante la preparación del soporte sobre el que se va ha aplicar, y con menos de 2 cm, de espesor conseguiremos una nueva textura igual que la que existió en origen, y con una dureza a la abrasión superior a la del hormigón.

Aplicación de 5 mm, se trata de otra solución de mortero especial que nos permite con un perfecto fresado de la superficie a restaurar, aplicando un puente de unión, y con la utilización de unos moldes especiales, conseguir la textura deseada, con gran durabilidad y resistencia.