HORMIGÓN IMPRESO


El pavimento impreso supone una de las mejores opciones en pavimentaciones decorativas y a la vez de gran resistencia.

Con pavimentos impresos se puede disponer de soluciones altamente creativas combinando la amplia gama de colores disponibles con la extensa gama de moldes que conformarán el dibujo del pavimento como, adoquinado, ladrillo, piedra, baldosa, pizarra y otros.

Los pavimentos impresos són idóneos tanto para interiores como para exteriores, ofreciendo una gran durabilidad con bajos costes de mantenimiento, en aplicaciones tales como calles de urbanizaciones y fincas privadas, piscinas, paseos, jardines, centros comerciales y garajes entre otras aplicaciones



EJECUCIÓN


El pavimento de hormigón impreso utiliza como materia prima una masa fresca de hormigón elaborado y dosificado de forma específica en planta, y aplicado in-situ  sobre una superficie debidamente compactada y acondicionada para tal fin. Después de extendido y nivelado el hormigón se consigue una   superficie perfectamente alisada y ya está preparada para la aplicación  del producto elegido y proceder a realizar el trabajo de impresión mediante moldes especiales que permitirán dar la textura deseada en el pavimento y su posterior acabado.

Al aplicar la capa de rodadura, se incorpora el producto y el color de terminación de la superficie, compuesto de minerales y pigmentos  que van a permitir la obtención de la textura idónea a cada modelo, integrándose en el hormigón fresco y van a conferir una mayor resistencia al desgaste y calidad al hormigón empleado.

El curado de la losa se llevará a cabo mediante el empleo  de lacas especiales, endurecedoras, y a base de cera líquida que dará al hormigón la textura, belleza e impermeabilidad definitiva. Las contracciones y retracciones del hormigón se efectuarán mediante juntas de dilatación convenientemente determinadas.